Amenaza de ingreso de nuevos competidores

amenaza de ingreso de nuevos competidores
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en facebook

Una de las fuerzas de Porter, la amenaza de ingreso por nuevos competidores, es uno de los aspectos que se necesitan evaluar para establecer un marco de análisis de competitividad de una industria. Esto es de suma importancia para las organizaciones, no importa el sector. ¿Quieres saber por qué? Continúa leyendo y entérate de todos los detalles.

¿Cuál es el origen de esta variable?

Para analizar la amenaza de ingreso de nuevos competidores, primero debemos entender de dónde proviene. Esta variable es parte del Modelo Porter, una matriz de gestión empresarial que ha sido desarrollada por el economista estadounidense Michael Porter. El objetivo de este modelo es identificar cuáles son las amenazas dentro de la industria para empresas, tanto en aquellas que ya están instaladas como para las que piensan hacerlo. Esta corriente cuenta con cinco claves, llamadas las cinco fuerzas de Porter. Para entenderlo en profundidad, te sugerimos que visites la entrada de nuestro blog que se dedica especialmente a este tema, Las 5 fuerzas de Porter.

El modelo estratégico de Porter, entonces, propone analizar las cinco “fuerzas” que pueden influir y determinar cuál será el lugar de una empresa en este mercado. Estas fuerzas no son factores volátiles, sino que son pilares que nunca se modifican y que pueden analizarse en cualquier momento de la compañía. De ahí que desde 1979, año en que esta teoría fue conocida, muchas son las organizaciones que la utilizan para determinar su posición en el mercado.

¿Cuáles son las 5 fuerzas de Porter?

1. La intensidad de la competencia.

2. Los competidores potenciales.

3. Los productos sustitutos.

4. El poder de negociación de los proveedores.

5. El poder de negociación de los clientes.

La amenaza de ingreso de nuevos competidores

La segunda fuerza de Porter es la que analizaremos en esta oportunidad. Empecemos por considerar que un mercado que esté sobrepoblado de competidores nunca es bueno para una empresa. Por el contrario, son las industrias muy reguladas en las que para ingresar se necesita disponer de una gran inversión, las que no permiten a los nuevos competidores posicionarse fácilmente. Si en un mercado es posible establecerse con un riesgo financiero bajo, entonces el crecimiento seguramente será rápido y cada vez habrá más competidores.

Explicado de este modo, podemos ver claramente por qué es importante estar continuamente en conocimiento de qué tan fuerte es la amenaza real de que ingresen nuevos competidores a nuestro sector.

Las barreras de entrada

Para que la amenaza de entrada de nuevos competidores sea baja, las barreras que se ponen al ingreso de nuevos jugadores en la industria deben ser fuertes y numerosas. Para referirse a la existencia o no de estas barreras se utilizan los términos contestable o no contestable. Si no hay barreras, el sector será considerado del tipo contestable porque los precios solo estarán determinados por la competitividad de esa industria. En este caso, no será relevante saber cuántas empresas existen, sino simplemente ajustarse a la ley de la oferta y la demanda.

Cuando existen barreras de entrada existen también costes hundidos, que son los que se deben afrontar para ingresar al sector y que no serán recuperados al decidir abandonarlo. Estos costes hundidos son los que previenen a las empresas de solo utilizar el ingreso a determinada actividad para conseguir algún beneficio específico y luego retirarse, lo que genera vulnerabilidad en el sector.

Siguiendo esta lógica, arribaremos pronto a la conclusión de que si es sencillo entrar a competir en una industria, entonces mayor es la amenaza. Al estudiar este aspecto, Michel Porter identificó algunas de las barreras que se puede presentarse para mitigar la entrada de nuevos competidores, veamos cuáles son:

Economías de escala:

Sabemos que a mayor producción, mayor reducción de costes. Entonces, cuando las empresas cubren grandes cuotas de mercado, pueden reducir su costo fijo unitario. Si una empresa quiere formar parte de una industria, tendrá que definir su escala de producción y, si se decide por una escala pequeña, correrá el riesgo de que sus costes aumenten.

El capital invertido:

La inversión inicial necesaria para estar en posición de ofrecer un producto es también una barrera. Este gasto no solo es necesario para que el producto pueda salir al mercado, sino también para garantizar su permanencia y crecimiento dentro del sector. Estas grandes inversiones funcionan como una barrera frente a la amenaza de ingreso de nuevos competidores al sector.

Diferenciación:

En casos de venta de productos o servicios, aspectos como la diferenciación de la marca son especialmente relevantes para los consumidores que tendrán continuamente en la cabeza la representación de algunas marcas si estas se posicionaron correctamente. El marketing puede ser una manera de protegerse de los potenciales nuevos competidores, si es entendido en este sentido.

Las políticas gubernamentales:

Otra de las barreras identificadas de Porter son las legislaciones o políticas puestas en práctica por los gobiernos, que implica sanciones o pérdidas para las empresas, pero también incentivos y recursos.

Acceso a la distribución:

El modo en el que el producto se entrega al cliente, cómo se negocian los canales de distribución y cómo pueden los nuevos actores colocar su producto en estos canales es otra de las barreras que complican el ingreso de nuevos actores a las industrias.

Reducción de costes:

Si una empresa consigue reducir sus costos, entonces tendrá una clara ventaja sobre los competidores. Los nuevos actores deberán reducir también los suyos para entrar en competencia y esto dependerá de muchos factores, como el conocimiento y las alianzas, pero muchas veces también de la tecnología, por lo que esta es una de las barreras que más relevancia posee.

Medidas que toman otras empresas:

Las estrategias que otras empresas tomen frente a la entrada de otro competidor, incluso las que se toman de común acuerdo, pueden afectar los ingresos de nuevos competidores.

Para conocer más de este y otros temas de interés, puedes visitar nuestro blog de noticias y tendencias para ingenieros.

BMF Business School es una escuela de negocios para ingenieros. Somos conocedores de las exigencias que requiere un ingeniero, por eso nuestra misión es prepararlo para poder afrontar el día a día.

¿Sabías que acabamos siendo iguales que las diez personas con las que más rato compartimos?

Rodéate de ingenieros de todo el mundo en nuestro Master of Business Engineering